WILLIS RE ha actualizado su herramienta de modelaje de cartera de riesgos cibernéticos PRISM-Re para incluir ahora el ‘cyber silent’, o lo que es lo mismo, riesgos que no están especificados ni excluidos dentro de las pólizas.

Lanzado por primera vez en febrero de 2015, PRISM-Re ha ido desde entonces convirtiéndose en una herramienta vital para sus clientes, ayudándoles a gestionar sus carteras cibernéticas y también a calcular el riesgo bajista derivado de la violación de la privacidad y la interrupción de la red tras un ciberataque.

“La actualización ofrece al mercado acceso a la modelización estocástica de las pérdidas cibernéticas en todo el mundo, derivadas de pólizas de seguro no diseñadas específicamente para cubrir el riesgo cibernético”, detalla el comunicado del bróker. Esta versión, añade la firma, puede ayudar a las aseguradoras a gestionar de forma más efectiva su exposición al riesgo cibernético en todo su negocio.

Mark Synnott, líder mundial de práctica cibernética de WILLIS RE, detalla que “el ‘cyber silent’ es una de las preocupaciones principales para la industria de seguros en todos los niveles. Estamos muy orgullosos de presentar una herramienta que proporciona una evaluación integral de la exposición de un asegurador a la pérdida cibernética”, indica.

Jess Fung, director de Cyber Modeling del bróker, agrega que “el modelo ahora puede generar una frecuencia probabilística completa y una distribución de las pérdidas para el potencial de la pérdida de ‘cyber silent’, lo que permite a las aseguradoras monitorear los cambios en la composición de la exposición cibernética a diferentes niveles de probabilidad. Creemos que mejorará aún más la capacidad de nuestros clientes para modelar y gestionar las crecientes amenazas cibernéticas a las que nos enfrentamos”.