alianza concepto, ajedrez estrategiaPair of hands, collaborator y expert, que sería algo así como, par de manos extra, colaborador o consejero y experto, son anglicismos que nos ayudan a describir el tipo de relación que los equipos de servicios profesionales tienen habitualmente con aquellos a los que sirven. En tecnología, tradicionalmente, los servicios profesionales se han asociado a ayudas puntuales externas de las que las compañías no tecnológicas hacían uso para cubrir aquellas carencias que no querían internalizar, ya que se salían de sus competencias clave.

Hoy en día y centrando el tiro en proyectos de implementación para compañías aseguradoras, los equipos de servicios profesionales tenemos la misión de ser mucho más que un «par de manos extra» e incluso más que «expertos» en aquellas áreas, productos o tecnologías que dominamos. Personalmente, veo tres imperativos a los que tenemos que dar respuesta para ofrecer una propuesta de valor atractiva:

1. Calidad superior en aquellas áreas de mayor carga técnica.

Aquí podemos incluir aquellos procesos que requieren mayor pericia técnica, como procesos críticos de tarificación o integración entre sistemas. La búsqueda de excelencia debe incluir la mejora en métricas asociadas a prácticas tales como pruebas unitarias y de integración, así como de aceptación de usuario. ¡No, no es suficiente con automatizar los procesos de integración continua! Es también necesaria, por ejemplo, una cobertura de pruebas apropiada. No debemos subestimar la importancia de contar con expertos en áreas técnicas para garantizar la calidad del servicio.

2. Conocimiento del negocio y sus procesos.

Como proveedores de software o expertos en una determinada tecnología o producto, es fácil caer en la tentación de creer que, conocer nuestro producto al detalle, es motivo suficiente para pensar que estamos aportando todo el valor que se espera de nosotros. ¡Nada más lejos de la realidad! La experiencia nos demuestra que si queremos formar parte de las alianzas estratégicas de aquellos a los que servimos, debemos conocer al detalle sus procesos de negocio clave, incluyendo el marco regulatorio y el negocio asegurador local. Por ejemplo, todos y cada uno de los miembros de nuestros equipos de cliente deberían estar familiarizados con los procesos asociados a ANIA-CARD (Italia), DARVA-IRSA (Francia), TIREA (España), o el equivalente local en el país del cliente al que servimos.

3. Capacidad para dar consejo a nivel estratégico.

No se trata únicamente de hacer bien aquello que nos piden que hagamos. Debemos preguntarnos, ¿tenemos la capacidad de entender y guiar a nuestros clientes en sus decisiones y convertirnos en una alianza estratégica? ¿Formamos parte de ese puñado de relaciones que influirán en su éxito?

En Guidewire, y en nuestro Guidewire Services Center (GSC), llevamos 10 años ayudando a compañías aseguradoras a tener éxito en sus proyectos de transformación. Con cerca de 200 consultores a nivel global y más de 30 en España, hemos participado con éxito en más de 200 proyectos de implementación, trabajando codo con codo con nuestros clientes para ofrecerles servicios de calidad en áreas técnicas clave para sus negocios y ayudándoles a cumplir sus objetivos estratégicos.

Y tú, ¿qué buscas en tus alianzas?


Guidewire - Gonzalo GarcíaSobre el autor del artículo

Gonzalo García Lasurtegui, Regional Manager, responsable del centro de Servicios Profesionales (GSC) para Guidewire España