sandbox recursoLa Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves, 17 de septiembre, por unanimidad, el Proyecto de Ley para la Transformación Digital del Sistema Financiero, cuyo objetivo es la creación de un sandbox. Con 37 votos favorables, el proyecto se ha tramitado con competencia legislativa plena para continuar su camino hacia el Senado, donde se tramitará. En caso  de que la Cámara Alta incorpore enmiendas, este Proyecto de Ley volverá al Congreso para su aprobación definitiva. De no hacerlo, la Ley quedará directamente aprobada.

Este proyecto de ley, aprobado por el Gobierno el 18 de febrero, contempla la creación de un ‘sandbox’, o espacio controlado de pruebas, para acompañar la transformación digital del sistema financiero. Esto permitirá realizar proyectos tecnológicos de innovación (por ejemplo, como los de Mi Legado Digital o Cobertoo) en el sistema financiero dentro de un marco legal y supervisor al establecer un entorno jurídico adecuado que garantiza el desarrollo “de forma eficaz y segura” del proceso innovador.

Enmiendas y modificaciones

A él se habían presentado un total de 39 enmiendas al articulado, de las cuales la ponencia ha acordado por mayoría incorporar las número 1, 3, 4 y 6 del G.P. Vasco (EAJ-PNV); 12 y 14 del G.P. Ciudadanos; 18, 19 y 23 del G.P: Plural; y 28, 29, 30, 32, 34, 35 y 39 del G.P: Popular. Asimismo, se ha acordado incluir 7 enmiendas transaccionales presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista. De igual forma, se han efectuado correcciones técnicas. El informe de la ponencia ha sido aprobado en sus propios términos, al rechazarse las enmiendas que los grupos parlamentarios habían mantenido vivas.

Entre las modificaciones incluidas durante la tramitación en el Congreso, en la fase de ponencia, se incorporan dos disposiciones adicionales: en la primera habilita a la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional para la fijación del modelo de solicitud y la primera fecha de presentación de solicitudes de acceso al espacio controlado de pruebas; en la segunda, establece que la aplicación de las previsiones contenidas en la Ley no deberá ocasionar incremento del gasto público. Las cuatro disposiciones finales se refieren al objetivo y desarrollo del resultado de las pruebas para simplificar la legislación existente y los procedimientos pertinentes, al título competencial, la habilitación para el desarrollo reglamentario y la entrada en vigor.

Objetivos y garantías

Los dos objetivos principales del sandbox son: garantizar que las autoridades financieras dispongan de instrumentos adecuados para seguir cumpliendo óptimamente con sus funciones en el nuevo contexto digital; y facilitar el proceso innovador mejorando el acceso a la financiación de los distintos sectores productivos y la captación de talento en un entorno tecnológico internacional altamente competitivo, lo que atraería a inversores.

La participación en el “espacio controlado de pruebas” (o sandbox) garantiza tres ámbitos: la protección de datos de carácter personal, la protección a los usuarios de servicios financieros y la prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo. El sanbox será, por tanto, un espacio controlado por las autoridades responsables cuyo fin es facilitar el acceso a financiación como motor de la economía y a mejorar la regulación actual.

La AEFI aplaude la aprobación del Sandbox